lunes, 28 de julio de 2014

Un toque ácido: tarta de limón


Seguimos con los postres fresquitos, es la época, aunque en este si necesitamos usar el horno, ha de servirse muy fresquito y el ácido del limón lo hace muy refrescante, por lo menos para mi.
Esta receta la saqué de María Lunarillos, con algún retoque mínimo; yo la masa la compré y en vez de merengue italiano, simplemente monté las claras, lo hice todo un poco más sencillo y ahorré tiempo.


Elaboración:

Preparar la masa quebrada según indique el envase, para elaborar la masa a mano entrar en el enlace antes indicado.
Exprimir los limones y colar el zumo hasta conseguir 250 ml, no hay que olvidar colarlo, como me ocurrió a mi, porque si no queda muy muy ácido, que a mi me encanta, pero no es apto para paladares débiles.
Mezclar los huevos, las yemas y el azúcar, añadir la harina de maíz.
En un cazo mezclar el zumo de limón, el agua y la mantequilla, añadir la mezcla de huevo y calentar a fuego medio sin dejar de remover con unas varillas, llegará un momento en el que espese, retirar del fuego cuando hierva, y seguir removiendo un par de minutos mas. 
Extender la crema sobre la masa quebrada, alisar bien, dejar enfriar y meter en la nevera un par de horas.
Montar las claras con el azúcar glas, decorar con una manga pastelera y una boquilla rizada, puedes usar tu imaginación, lo típico para esta tarta es hacer pequeñas montañitas.


 Para dorar el "merengue" calentamos el horno, arriba y abajo, a 170º y metemos la tarta unos 10 minutos,  ir mirando de vez en cuando para conseguir el tono deseado.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada