domingo, 20 de marzo de 2016

El rincón de los Bundts

Hace más de un año que no hago una entrada en el blog, aunque si he ido actualizando Facebook e Instagram, la página la tenia abandonada.

Nada mejor para volver a movimiento este espacio, que haber tenido el placer de asistir al "Curso de Bundts y bizcochos" de Bea Roque. La bloggera de El rincón de Bea, nos enseñó, a mi y a otras once asistentes, a realizar seis recetas diferentes, a la vez que nos comentaba trucos y consejos, resolvía todo tipo de dudas que nos pudiesen surgir sobre esos u otros postres, y narraba anécdotas sobre su experiencia en el mundo de la repostería.
 La "spanish queen" de los bizcochos, nos hizo pasar seis horas la mar de divertidas e interesantes, todo ello acompañado del desayuno y las comodidades que nos ofrecieron en Vainilla y caramelo . Comentar que tuve problemas de día y horario para asistir al curso, y las chicas de Vainilla y caramelo hicieron todo lo posible para que pudiese realizarlo, todo un detalle por su parte.
Preparamos cinco Bundts y un bizcocho. Los Bundts son esos bizcochos con un agujero en el centro, pero solo se llaman bundts, de hecho es marca registrada, si se realizan con los moldes Nordic Ware. Estos moldes, además de ser muy bonitos, ya que tienen diferentes formas, dibujos y nombres, son de gran calidad.


http://static2.lecuine.com/blog/wp-content/uploads/2014/09/moldes-nordic-ware-mas-vendidos.jpg


Nosotras cocinamos:

- Angel food cake: Llama la atención lo esponjoso y ligero que es.
- Red velvet bunt cake: Siempre se me hará raro el tener que cortar la leche y echar vinagre en un dulce.
- Whipped cream & vanilla bundt cake: Mi preferido, y el primer bizcocho que hago sin mantequilla o aceite.
- Lemon & cardamom bundt cake: El toque cítrico lo hace refrescante, además del glaseado de limón que le añadimos.
- Cinnamon pull-aparts: Rollitos de canela en bizcocho.

Al ser unos moldes con un diseño tan vistoso, no hace falta añadirles mucha más decoración, con un simple glaseado es sufciente. Como son unas masas tan esponjosas y ligeras no necesitan ningún tipo de crema para hacerlas menos pesadas, no hace falta ni mojarlos en leche jeje.


Hoy he estrenado mi molde, si, piqué, no me pude resistir y compré uno, solo uno porque son un pelín caros, el resto ya me los pido en mi cumple o en reyes. He hecho la receta que más me gustó, me he pasado un poco con el cocinado y en vez de amarillo ha quedado marrón, pero ha quedado con un sabor delicioso e intenso, y de forma perfecta.


Espero no volver a tardar tanto en publicar nada. Os recomiendo que os deis un capricho y proveis un molde Nordic Ware con alguna de las recetas de cualquiera de los dos libros de Bea Roque.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada