domingo, 15 de mayo de 2016

Salmorejo de mango

Por extraño que parezca, por su sencillez, el verano pasado aprendí a hacer salmorejo, hasta ese momento lo había comprado de brick, sacrilegio, aunque algunas marcas lo tienen muy conseguido, el casero no tiene comparación. Este año con la llegada del buen tiempo he probado algo más exótico, en la revista Love Cocina encontré una receta de salmorejo de mango que he adaptado ligeramente.

Como hacerlo:
Lavar y trocear los tomates, la cebolleta y el mango, mezclar, sazonar, tapar y dejar reposar en la nevera durante una hora.


 Quitar el tallo central del ajo para que no amargue. Colocar todos los ingredientes, menos el pimiento, en una batidora e ir añadiento el aceite y el vinagre. A mi me gusta espeso y con grumos, pero se puede añadir agua para hacerlo más ligero y/o colarlo. Sazonar al gusto y servir con pimiento verde picado, siempre muy frio.


Yo lo hice con cebolla pijante, sin darme cuenta, por suerte al día siguiente, no se por qué, el picor había desaparecido.
No dudeis en probarlo, os sorprenderá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada